Game Over


 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Let's be free {Stolca +18}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Safo
Sheer - Ave
Sheer - Ave


Nombre real : Alfhild Gry Cronström Bøe
Mensajes : 48
Puntos : 52
Fecha de inscripción : 28/01/2011

MensajeTema: Let's be free {Stolca +18}   Vie Ene 28, 2011 9:25 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Las botas de cuero duro acribillaban con fuerza los charcos de lodo que se habían formado alrededor de todo Ialm; se quejaban con un sonido suave, a su propia manera, una que Safo amaba. No temía en detenerse en uno, pisarlo un par de veces y, cuando ya quedaba poco combustible para el lloriqueo armonioso, saltaba hacia otro provocando un fuerte ¡SPLASH! como réplica a su maltrato. Parecía una niña, una que nunca había visto el lodo en toda su vida y es que ella era así. Todo lo que veía lo aprovechaba al máximo para divertirse, sin importar las consecuencias. Una ya adulta de 20 años que deseaba volver a ser pequeña o incluso ser como Peter Pan, ese niño que nunca creció. Ella antes –cuando recordaba su vida real y la existencia de ese personaje– quería ser como él, completamente. Sí, incluso quería ese pequeño órgano similar a un frankfurt que colgaba entre sus piernas y que le hacía saber que era un hombre, o más bien un 'macho' como ella solía llamarles.

La adulta, pero inmadura Safo ahora se encontraba completamente sucia. Su cabello parecía más bien una plasta de lodo que en poco tiempo endurecería debido al sol y al viento. No era gran partidaria de los baños, pero eran importantes y mucho más si se llevaban a cabo en las cascadas del lugar. Sí, era arriesgado ya que los Naturas solían proteger el lugar con uñas y dientes, pero eso a Safo no podía importarle menos –si es que lo hacía en lo absoluto–. Así es que siguió caminando por el lugar, pasando entre árboles y algunas raíces demasiado salidas que incluso sobrepasaban su altura. Pasó una mano por el cabello y lo despojó de una plasta de suciedad que cayó al suelo.

Siguió caminando hasta poder escuchar el sonido del agua golpear contra las rocas y la superficie del pequeño lago en donde reposaban las aguas más cristalinas de todo Bvlgaria. No lo pensó dos veces, ni siquiera le importó que pudiese haber algún mirón por ahí, se detuvo para quitarse las botas sucias y los calcetines con hoyos y más negros que el carbón. Entonces no pudo esperar más y corrió, impaciente mientras se despojaba de su ropa a tirones y a trompicones. Saltó despojándose de sus bóxers en el aire y convirtiéndose en una bola para caer de lleno en el agua. El sonido de la cascada apagó aquél del impacto de su cuerpo contra el agua. Permaneció debajo de la superficie por escasos segundos antes de resurgir y pasar una mano por sus cabellos, ensuciando el agua alrededor por unos instantes, para que luego la leve bruma de suciedad se dispersara. Sí, había perdido su ropa, pero no le importaba, regresaría a casa de esa manera, convertida en halcón y se vestiría ahí. Sí, a Safo nada le importaba, ella era libre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario

AutorMensaje
Stolca
Armes - Robots
Armes - Robots


Nombre real : Meredith Arnold
Mensajes : 55
Puntos : 63
Fecha de inscripción : 26/01/2011

MensajeTema: Re: Let's be free {Stolca +18}   Dom Ene 30, 2011 2:14 am

Noté como Safo se colocaba sobre mí lentamente. Noté de nuevo su sexo sobre mi espalda, pero ahora estaba frío. No emitía ese calor tan agradable que me gustaba sentir sobre mi piel. Noté como se tumbaba sobre mí, desnuda, aplastando sus pechos contra mi espalda. Sentí su mejilla fría en mi hombro y después escuché sus palabras.
Tragué saliva y me quedé quieta, sollozando casi en silencio, emitiendo leves quejidos mientras disfrutaba del tacto del cuerpo de Safo sobre el mío. Era una sensación agradable. Ésos momentos eran los que deseaba vivir junto a la castaña. Tumbarnos desnudas, abrazarnos, susurrarnos dulces palabras... ella podía hacer todo éso, pero jamás emitiría el mismo sentimiento que yo. Respiré hondo y me quedé quieta, ya algo más calmada. No moví mi cabeza por miedo a que se apartase de mí. Me quedé respirando contra el suelo, notaba el sabor de la hierba en mis labios. Cerré los ojos, que me dolían por las lágrimas, y entonces mis manos acariciaron sus piernas con dulzura antes de estirarse y colocarse frente a mi cabeza, uniéndose, con la intención de sentir las manos de Safo sobre las mías.

—Te amo.
Murmuré suavemente. Era la primera vez que lo decía. Que se lo decía a alguien, que yo recuerde, y me había costado mucho. Mucho me había costado el comprender que la amaba. Que deseaba su contacto cada día, despertarme a su lado, abrazarla, decirla buenos días y buenas noches sin temor a cuántas chicas pudiese haber besado a lo largo del día. Pero de nuevo pedía la luna. Moví mi cabeza suavemente y la miré de reojo. Veía rojo. Mi cabello y la irritación de los ojos. Aún así, en un plano más filosófico, podía verla. Podía sentirla. Notaba los latidos de su corazón contra mi espalda, notaba como su cuerpo bombeaba sangre por todos lados.
Sonreí tontamente y noté que se me caían más lágrimas. Pero no de enfado ni nada así, sino de tristeza. Tristeza al saber que este momento no se volvería a repetir jamás. No deseaba seguir haciendo el amor, me quedaría toda la vida en ese instante, ambas juntas, una encima de la otra, abrazadas como dos amantes.

—Te amo.
Repetí una vez más mientras notaba como las lágrimas se iban amontonando en mis ojos. Me revolví y la aparté suavemente de mí. La dejé a mi lado y me tumbé de costado para mirarla, abrazándola suavemente con un brazo, pegándola a mí. Metí una pierna por entre las suyas y el acercamiento fue mayor. Dejé que viese mi labio superior temblar y mis ojos llenarse de lágrimas.
—Jamás estaremos juntas, ¿verdad?
Pregunté mientras sonreía, pero el temblor de mi labio me obligó a borrar mi sonrisa. Ése pensamiento hizo que me lanzara al cuello de Safo y me dejase ir, llorando, llorando de amor. Llorando por amor. Apreté mi mano contra su espalda, hincando delicadamente mis uñas en su espalda, apretando mi pierna contra la que tenía debajo e hipando de nuevo. Odiaba hipar. Mi cuerpo se convulsionaba y me dolía la garganta. No quería mirarla. No podía. Sólo esperaba una respuesta cuanto antes. Una respuesta que me rompiese en mil pedazos el corazón lo antes posible para poder ponerme a recogerlos en cuanto pudiese. Sabía la respuesta, era obvia, aún así, tal vez, Safo veía esa pregunta como una pregunta hacia nuestros tórridos encuentros. Yo me refería a algo más romántico. Pero no estaba en condiciones de explicarlo, y me daba igual lo que entendiese. Sólo quería una respuesta, luego podría concretar y que ella cambiase de parecer. Pero estaba claro lo que iba a pasar. Y por eso lloraba, porque conocía el fin de esta conversación. Y no deseaba que llegase tal fin.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Safo
Sheer - Ave
Sheer - Ave


Nombre real : Alfhild Gry Cronström Bøe
Mensajes : 48
Puntos : 52
Fecha de inscripción : 28/01/2011

MensajeTema: Re: Let's be free {Stolca +18}   Dom Ene 30, 2011 2:54 am

Safo se quedó en la misma posición y se limitó a suspirar cuando escuchó las palabras de Stolca. Por primera vez no podía responder que ella también. Se aclaró la garganta en un intento por que las palabras salieran de su boca, pero no lo hicieron. Simplemente se mantuvo ahí, apretada a ella, sin proferir ni una sola palabra en absoluto. Quería salir volando y sentir el aire entre sus alas, era lo único que podía hacerla olvidar todo; después de unos minutos estaría bien y dejaría de sentirse tan patética. Permitió que Stolca la apartara y se abrazara a ella. Se atrevió a mirarla, se veía sumamente triste y no pudo evitar acariciar su rostro como reflejo a sus lágrimas, limpiando los residuos que aquellas dejaban. Sentía los pequeños gránulos de sal mineralizado en su rostro. También intentó limpiar la suciedad del rostro de ella, pero sin mucho éxito.

Escuchó sus últimas palabras y apretó la mandíbula, sin saber qué decir exactamente. La Safo de siempre sencillamente diría: "Por supuesto que sí", pero ahora no podía. Le parecía imposible. Era la primera vez que se sentía tan poco capaz de hacer algo, no porque se sentía avergonzada, sino porque no le parecía justo. Pasó su pulgar por los labios de la pelirroja para intentar apartar la suciedad y juntar sus labios de manera un poco forzada; colocó su mano derecha detrás de su nuca para evitar que se alejase de ella por si lo intentaba. No sabía cómo reaccionar por lo que había hecho algo que le evitaría la posibilidad de hablar y de huir, la besaría como si no hubiera un mañana y si ella la apartaba entonces se iría. Se iría como la cobarde que era y como siempre hacía cuando salía a la luz un tema el cual ella no deseaba discutir.

Abrió sus labios contra los de ella, jugando y mordiéndolos, lamiéndolos también para que le dejase entrar y seguir con el beso. No se enteraba de lo que estaba haciendo, pero nunca lo hacía así que estaba bien. Se guiaría por lo que siempre hacía, al fin y al cabo siempre era lo mismo para ella. Era mucho más fácil dejarse llevar por el impulso del momento y la experiencia que por el inconsciente y la razón. Safo era tonta y no podía darse el lujo de intentar ser inteligente, simplemente no le salía, no era capaz de pensar bien. Era mejor ser así a cagarla y luego embarrarla por no conocer muchas cosas en la vida, así que se apegaba a lo que conocía. Apegó su cuerpo al de ella, rodeando su pierna con la propia y acariciándola un poco con la misma.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stolca
Armes - Robots
Armes - Robots


Nombre real : Meredith Arnold
Mensajes : 55
Puntos : 63
Fecha de inscripción : 26/01/2011

MensajeTema: Re: Let's be free {Stolca +18}   Dom Ene 30, 2011 3:11 am

No dijo nada. Y su silencio me hizo más daño que cualquier cosa que pudiese decir. ¿Ahora qué podría hacer? Simplemente tenía ganas de marcharme, de huir de ahí. Desnuda si hacía falta. Me daba igual. Sólo quería escapar, ignorar toda imagen del encuentro con Safo. Pero no podía. Ahora me apetecía estar a su lado. La última vez. Antes de dejarla para siempre. La abracé con fuerza, mucha fuerza, y la devolví el beso. Muy lentamente, demasiado lento, mostrando todo lo que sentía por ella, todo lo que podía abarcar mis sentimientos. Entrecerré los ojos, seguí el beso lentamente y después los cerré por fin. Noté que de nuevo caían lágrimas y me limité a apretar más mis labios contra los suyos, como intentando camuflarlas en el beso. Notaba cómo jugueteaba con mis labios, cómo los mordía y lamía, haciéndome estremecer de nuevo. Me abofeteé mentalmente para salir de mi embobe, no iba a dejarme engatusar de nuevo. Simplemente la besé, un beso de despedida, tal vez.
Paseé mis manos por su cuello, acariciando su cabello, enredando los dedos en sus mechones con suavidad, dejando que el tiempo corriese lentamente, casi detenido, mientras en el mundo exterior la vida seguía: la cascada seguía escupiendo agua, los animales del bosque seguían prfiriendo sus sonidos y el viento rasgaba las hojas de las copas de los árboles sin ningún aprecio.
Me mantuve en mi posición un par de segundos, disfrutando del sabor salado que mis lágrimas le daban al beso, permitiéndome el lujo de morder su labio inferior y después recorrerlo con mi lengua antes de separarme, dejando un hilo de saliva que unía su labio con mi sinhueso. Apreté los labios y el hilo cayó, muriendo en el aire.
Respiré profundamente, me volví a pasar el brazo por la nariz inspirando hacia adentro y me sequé las lágrimas de los ojos. Después simplemente me moví hasta darle la espalda, y me quedé mirando los árboles, viendo como el sol reflejaba su belleza en su corteza repleta de sabia, viendo como las hojas caían ante la fuerza del viento. Entreabrí los labios y murmuré, con la voz rota y las mejillas húmedas de lágrimas, mi despedida:

—Si vas a irte, vete ya. Yo... estaré por aquí. Sólo búscame, ¿vale? Te amo...
Susurré la parte final con un sollozo que acallé mordiéndome la lengua. Volví a respirar con fuerza hacia adentro y me pasé los dedos por los ojos. Me ardían de dolor. Sentía punzadas que se hincaban en mi corazón como si fuesen cuchillos bien afilados. Me tendría que limitar a dejar pasar los segundos, a escuchar como Safo alzaba el vuelo y se marchaba. Tracé círculos en la hierba, círculos que desaparecían incluso antes de terminarlos. Cerré los ojos y abrí la mano sobre la hierba, dejando que ésta se introdujese entre mis dedos y pinchase la palma con suavidad. Eran pinchazos suaves, dulces, sin dolor. Aunque ahora era difícil encontrar algo que me doliese a parte de mi corazón. Ese músculo era lo que ahora realmente me dolía. Me costaba bombear sangre a todo mi cuerpo y notaba que me mareaba, que el tiempo se detenía y me golpeaba en el estómago, repitiéndome las náuseas de hace unos minutos.
No escuchaba más que el viento y la cascada, así que la llamé.

—¿Safo? -Mi voz sonó dolida, algo fantasiosa, pues no sabía si seguía ahí detrás, mirándome, o se había ido sin hacer ruido. Tal vez lo segundo era lo mejor que podía pasarme -. Si sigues ahí... y si me quieres... vete. Pero si me amas, quédate conmigo... Para siempre.
Abrí un ojo y miré por encima de mi hombro, pero pronto lo cerré, sin ganas de saber qué pasaba detrás de mí. Sabía que no iba a quedarse. Tal vez se quedaba, pero no iba a estar a mi lado para siempre, así que, de nuevo, jugué con la hierba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Safo
Sheer - Ave
Sheer - Ave


Nombre real : Alfhild Gry Cronström Bøe
Mensajes : 48
Puntos : 52
Fecha de inscripción : 28/01/2011

MensajeTema: Re: Let's be free {Stolca +18}   Dom Ene 30, 2011 2:32 pm

Algo dentro de la Safo dentro del juego cambiaba. Contemplaba la espalda de la pelirroja sin saber qué hacer. Quería decirle que se quedaría toda la vida con ella, pero sabía que eso no era lo que en verdad deseaba y que no podría hacerlo. Tragó saliva y sintió ese nudo irse poco a poco; sintió que no debía quedarse ahí si eso hacía sentir mal a Stolca. Sabía que estaba mal lo que estaba haciendo, algo dentro de ella se lo decía. Se puso de pie y camino hacia el agua, entrando en el pequeño recinto con lentitud. Se iría, sí, pero necesitaba limpiarse de la pelirroja si es que no volvería a verla de nuevo, no quería que quedaran residuos de lo que hubo entre ellas si todo acabaría ahí. Se sumergió en el agua dejando que ésta le limpiara por completo de todo. A partir de ese momento Safo ya no trataría a Stolca como una de sus musas, ya no podría hacerlo, no se sentiría avergonzada, pero sí incómoda por eso ya que por primera vez no podía asegurar algo que no podría hacer. No podía estar con una sola chica, jamás, porque su corazón era demasiado grande como para abarcar a sólo una chica en él.

Salió a la superficie y pasó una mano por sus cabellos y luego su rostro para poder abrir los ojos tranquilamente y observar la cascada caer. A veces se preguntaba cómo sería ser capaz de amar a una sola persona a la vez. ¿Acaso era diferente? Pensaba que la gente sólo lo hacía porque eran costumbres, porque era normal hacerlo, pero tal vez era porque simplemente una persona era capaz de satisfacer todo lo que se necesitaba. Para Safo no era así, necesitaba de muchas personas para poder llenar ese vacío que siempre sentía y aún así no lograba hacerlo, era por eso que estaba con tanta gente, con tantas chicas. Nunca –hablando del tiempo en el que había estado en el juego– se había preguntado qué se sentiría estar con un hombre, ¿sería diferente? Pero no podría hacerlo, porque ella misma era un macho, lo único que le faltaba era ése órgano reproductor para serlo.

Cuando supo que se encontraba limpia por fin salió de nuevo y miró a Stolca. Las gotas de agua dulce dibujaban su figura y eliminaban los residuos del amor que anteriormente ambas chicas se habían profesado. Rascó un tanto su cabeza, en un acto de duda y entreabrió los labios para empezar a hablar. – Me voy – concluyó y esperó unos segundos a ver si ella respondía o hacía algo. Agitó la cabeza al darse cuenta de que no tenía porqué esperarse más y hacer ese momento uno peor para la pelirroja – Lo lamento, Stolca, entiendo si me odias y no quieres verme después de esto – dijo y rascó ahora su brazo. – Aún así espero que podamos vernos algún otro día – concluyó para darse la vuelta y esperar de nuevo a las últimas palabras de Stolca hacia ella para poder finalmente alejarse de ahí y olvidarlo todo, porque ella era buena en eso. Podía hacer como si nada hubiese pasado en menos de dos minutos, pero no frente a ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stolca
Armes - Robots
Armes - Robots


Nombre real : Meredith Arnold
Mensajes : 55
Puntos : 63
Fecha de inscripción : 26/01/2011

MensajeTema: Re: Let's be free {Stolca +18}   Dom Ene 30, 2011 3:40 pm

Me quedé callada al no recibir respuesta. ¿Se habría ido? No, porque aún sentía su presencia en mi espalda. Y pronto escuché como el agua se revolvía entorno al cuerpo de la castaña. Me quedé en mi posición, jugueteando con la hierba, sin decir absolutamente nada, limitándome a acariciar el pasto con mi mano desnuda y mis ojos cerrados. No veía nada, ni quería hacerlo. Mis ojos de nuevo derramaron lágrimas mientras mi puño se cerraba entorno a la hierba y la arrancaba, sin temor, escuchando como se rasgaba la tierra. Suspiré y me pasé de nuevo la mano por los ojos, quitando las lágrimas de éstos y me fui a girar, pero en ese mismo instante escuché la voz de Safo. Volví a mi posición y cerré de nuevo los ojos. Me encogí de hombros por culpa de un hipo mientras volvía a sollozar suavemente, tapándome los ojos con las manos, mordiéndome la boca para no gemir de tristeza. Me limité a dejar pasar el tiempo, sin ganas de decir nada, sin fuerzas para hacerlo. Sólo deseaba que se largase, que se fuese ya para no volver. No quería verla más, ni siquiera mentarla. La tacharía de mi lista mental, obligaría a mi cabeza a eliminar cualquier recuerdo de ella. Mi respiración se entrecortó mientras intentaba recuperar la compostura. Ahora mismo desearía tener a mi lado a un robot, algo que me abrazara y me diese el consuelo que necesitaba.
Me giré suavemente y al ver todavía las piernas de Safo ahí, de pie, esperando algo, tal vez unas palabras de despedida de mi parte, volví a darle la espalda y decidí que lo mejor sería hablar. Me pasé la mano por la nariz para dejar de moquear, me froté los ojos torpemente y entreabrí los labios. Dejé escapar un suspiro entrecortado y apreté mi boca con fuerza. No podía despedirme de ella sin llorar, así que lo mejor sería soltarlo todo de golpe, sin pensar, simplemente diciendo lo que tenía que decir para que se largase.

—¡Lárgate ya!
Grité, un grito que enmudeció a la naturaleza. Me levanté lloriqueando y corrí hacia la ladera que ascendía a lo alto de la cascada. Por el camino a ella cogí de una patada mi culotte y me lo puse torpemente, tropezando entre ramitas y hierbajos. Me recosté contra la ladera de piedra, me sujeté a ella con los brazos y lloré abrazándome a mí misma, dejando que mi cuerpo chocase contra la roca y resbalase hasta sentarme, entre matojos, abrazándome con fuerza, llorando, sintiendo el sabor salado en mi boca y las gotas resbalar hasta mis brazos. Me encogí de piernas y me tumbé en el suelo, mirando a la figura de la castaña, la cual seguía ahí.
—¡Vete!
Grité otra vez mientras escondía mi cara contra mis brazos, a la espera de que desapareciese, que se hiciese un pájaro y se fuese a la mierda. Al quinto infierno. A... a donde fuese que quisiese ir. Que se largase, que me olvidase, que no volviese a buscarme. Si no podía estar conmigo no iba a quererla más. Le había regalado mi virginidad a una mujer que simplemente tacharía mi nombre de su lista de víctimas. Ahora estaba sola, sin nada especial, era una más. Una niñata más. Una freak que no haría nada productivo con su vida. Jamás volvería a estar con ella, o con cualquier mujer. Era una Aynn, podría superarlo si fuese un hombre, pero Safo era una mujer. Una mujer especial, la más especial que había conocido. Pero ahora, en mi cabeza, Safo no volvería a ser la misma. Ni siquiera en mi corazón. Ahora era... una más. Nadie... importante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Safo
Sheer - Ave
Sheer - Ave


Nombre real : Alfhild Gry Cronström Bøe
Mensajes : 48
Puntos : 52
Fecha de inscripción : 28/01/2011

MensajeTema: Re: Let's be free {Stolca +18}   Miér Feb 02, 2011 11:48 am

¿Qué era lo que Safo esperaba que Stolca le dijese? ¿Acaso quería que le dijera que todo había sido una mala broma y que deseaba que se quedara con ella? Tal vez, pero no todo puede salir como ella lo desea así que era obvio que no lo iba a recibir. Se sobresaltó un poco debido al ímpetu que le puso Stolca a lo dicho. Le observó patalear y hacer berrinches como desde hacía unos minutos; sus orbes estaban posados sobre la pelirroja, solamente eso, no podía hacer nada más, o mas bien no quería hacer nada. Siempre se había limitado a hacer sólo lo que ella quería y nada más; cuando aparecía algo en su camino que ella no deseaba hacer entonces prefería huir. Así era Safo. Y ciertamente ya no podía hacer nada más que largarse de ahí. Se lamió los labios antes de que su forma cambiase rápidamente. Ahora en lugar de la chica de buena figura y desnuda, se encontraba un hermoso halcón que no pasaba de los 50 cm de altura. El ave contempló con sus enormes ojos llenos de tristeza a la pelirroja antes de alzarse en vuelo.

Se mantuvo unos segundos más, con su pequeño corazón lleno de culpa y sin apartar la mirada de Stolca. No esperaba que le dijera que se quedara, porque aunque lo hiciera seguro se iría, ya no podría mentirle más a esa chica, pero se quedaba porque quería verla bien aunque fuera un segundo, cosa que estaba segura que no conseguiría. Resignada y con un pequeño silbido de disculpa se alejó rápidamente de aquel lugar que prometía ser uno muy especial, pero que terminó siendo lo peor que pudiese haber pensado. Seguramente no volvería a ese espacio en un buen tiempo, no le gustaba ir a lugares que le pudiesen recordar algo que ella no deseaba rememorar. El ave pequeña se alzó por sobre las nubes con el corazón oprimido, dejando que a cada golpe que sus alas le daban al aire ese minúsculo músculo se liberara. Poco a poco fue dejando aquello atrás, olvidándose del lugar y de lo que la pelirroja le hizo sentir por unos segundos. Esa noche dormiría mucho y seguramente tendría una pesadilla, pero esa era la forma en la que su cuerpo y su inconsciente se libraban de toda culpabilidad y sentimientos negativos que pudiesen hacerle sentir como el ser más patético de la faz del planeta.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Let's be free {Stolca +18}   Hoy a las 4:54 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Let's be free {Stolca +18}
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Zoner AntiVirus Free, antivirus para Android
» portal free
» think free office
» think free office
» no puedo leer documento de texto creado con el think free office

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Game Over :: Cascada Ialm-
Cambiar a: