Game Over


 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Silent Prayer (Stefan)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Gea
Morey - Tierra
Morey - Tierra
avatar

Nombre real : Angela Müller Baachmeir
Mensajes : 9
Puntos : 9
Fecha de inscripción : 06/02/2011

MensajeTema: Silent Prayer (Stefan)   Lun Feb 07, 2011 12:19 pm

Noche cerrada. El momento de las plegarías hacía horas que había terminado. El cielo, artificial pero para todos verdadero, había dejado que el negro cubriera toda Bvlgaria. Pocos paseaban por las calles. Nadie quedaba ya en la Iglesia.

...Nadie, salvo una solitaria figura.

Frente al altar que se erigía en honor a todos los dioses y a ninguno a la vez, una mujer descansaba sus rodillas sobre el frío marmol. Sus manos se encontraban alzadas, una a cada lado de su cuerpo, con las palmas extendidas hacia el abovedado techo. Su cabello, de un castaño que en esa penumbra parecía negro, caía desordenado tapando sus ojos con algunos mechones. Llevaba una toga blanca y larga, una especie de hábito, cuya tela se extendía a su alrededor, dándole un halo casi fantasmal y etéreo.

Lo extraño de su apariencia chocaba con la paz que parecía emanar de ella, como si nada en aquel momento pudiera interrumpirla... Como si nadie tuviera poder en aquel instante para romper su abrupta calma. Era una sensación ptenciada por las llamas de las velas que tenuemente la iluminaban, aunque para ella, no existiera nunca esa iluminación.

No, para Gea todo lo visible era invisible, pues en sus ojos solo entraban las sombras. Caminante de la Oscuridad, buscaba la luz a través de otro camino. Uno en el que la vista era innecesaria e inservible. El camino del espíritu. El camino del alma. El camino de la redención. El camino hacia la Madre Tierra.

Las campanas de la Iglesia sonaron, quebrando el silencio: Eran las 3 de la madrugada... Sonrió.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stefan
Inta - Telepatía
Inta - Telepatía
avatar

Nombre real : Gregor Von Ostrowski
Mensajes : 14
Puntos : 14
Fecha de inscripción : 29/01/2011

MensajeTema: Re: Silent Prayer (Stefan)   Mar Feb 08, 2011 8:21 pm

Las heladas aguas del océano se ciernen sobre él, impulsándole hacia las profundidades más recónditas del Pacífico. El cuerpo inerte e inmóvil retoza en la oscuridad absoluta, envuelto en el frío abrazo de las olas sin siquiera luchar contra ellas. De todas formas, ¿cuál es el sentido? ¡Cómo si fuera posible debatirse contra la omnipotencia del océano embravecido! Unas algas flotantes atrapan su tobillo izquierdo, sin embargo, por alguna extraña razón él consigue ir venciendo a la marea como una vez hiciera David contra Goliat... Sólo que a diferencia del seguidor de Dios, el náufrago flota por un trozo de madera que ha conseguido asir en su inconsciencia.

Stephan Ionescu abrió los párpados de par en par, la alarma brillaba en ellos mientras escaneó las inmediaciones en busca de cualqueir posible amenaza y la forma de eliminarla. No obstante, no había allí nada que supusiera un peligro real y concreto para el Inta, quien se relajó casi de inmediato. Memorizó el entorno sin siquiera proponérselo: se encontraba en una habitación de hotel alquilada por dos días, un rifle modificado por el mismo reposaba con calma sobre un soporte cuyas prestaciones también habían sido mejoradas por Stefan. El sujeto se puso de pie con un movimiento fluido y se acercó hacia la ventana que había elegido estratégicamente para aquel trabajo, llevando a su compañero consigo. Con una habilidad que denotaba experiencia en el manejo de aquel tipo de armas, la enjuta figura orientó y preparó el rifle en la dirección correcta antes de acercar su ojo derecho a la mirilla telescópica. El experto tirador pudo apuntar a su blanco con facilidad y apretó el gatillo sin siquiera titubear. La bala viajó a más velocidad de la que debería ser posible y se alojó en el lóbulo parietal de aquel desconocido, quien se desplomó sin vida. El terror se generalizó en el acto, tal y como él sabía que sucedería; aquella era su señal de despedida y comenzó a preparar su partida. Guardó rifle y soporte en unos estuches que parecían demasiado pequeños para poder alojarlos; a éstos últimos los introdujo en una mochila deportiva de apariencia inocente que colgó en su hombro derecho. Cogió la gorra de camionero de la superficie de la mesa de madera y salió de la habitación somo una exhalación, sin dejar detrás de sí ningún rastro que hiciera posible una posterior identificación genética.
Un sujeto cojo y de cabello entrecano salió del edificio, una mochila deportiva colgaba a su espalda y la gorra arrojaba una sombra sobre su rostro mientras caminaba a toda la velocidad que su lisiado miembro le permitía. No andaba sin rumbo, de hecho, se dirigía a la Iglesia Yuk para rendir su homenaje y pedir perdón por la vida arrancada. No era que creyera en algún dios o entidad divina que pudiera absolberlo por su crimen, pero esa era la forma en la que le rendía homenaje a los muertos que se colgaba a su espalda. Así pues, minutos después del asesinato, el cojo entró con su particular andar en el santuario religioso. Enarcó una ceja poblada al ver a una mujer arrodillada a los pies del altar; el vestido blanco se arremolinaba a su alrededor como un aura de virginal inocencia mas había en ella algo que le resultaba... irreal, por decirlo de alguna manera. Ladeó su rostro hacia la derecha, contemplando a la fémina en aquella posición tan vulnerable. ¡Qué fácil sería arrebatar también esa vida! Sin embargo, él no mataba sin un propósito... no era una bestia. Sintió un flujo de pensamientos neutros provinientes de aquella señorita, hecho que le pareció curioso porque pocas eran las criaturas con un dominio mental tal que pudieran mantener la mente en blanco de aquella forma. Para no interrumpir las plegarias, Stefan se sentó en uno de los bancos que poblaban la nave de la iglesia. Allí, colocó los pies sobre el asiento que se encontraba delante y sacó una cajetilla de cigarros desde dentro de su lévita negra. Utilizando un encendedor zipo de bencina, encendió la brasa del tabaco y le dio una profunda calada para exhalar luego una nube de humo azul que fue extendiéndose. Con semblante indolente, clavó su mirada en la mujer, con cierta curiosidad para ver cómo reaccionaba ante la intrusión descarada. Le dio una nueva calada al cigarro y sonrió con desdén, permitiendo que el humo se colara entre sus dientes...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Silent Prayer (Stefan)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Firma Silent Hill

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Game Over :: Iglesia Yujk-
Cambiar a: